El tenebroso bombardero nuclear supersónico de Rusia

El tenebroso bombardero nuclear supersónico de Rusia

26 enero, 2018 Desactivado Por Redaccion

El presidente ruso Vladimir Putin sostiene que la compra de 10 bombarderos supersónicos “de alta tecnología” servirá para “fortalecer” las capacidades nucleares del país.

Los bombarderos estratégicos modernizados TU-160M, conocidos por la OTAN con el nombre en código Blackjacks, serán entregados a la Fuerza Aérea rusa entre 2018 y 2027 a un costo de 15.000 millones de rublos (USD 268 millones), informó el medio británico The Independent.

Este avión gigante, que puede desplazar sus alas hacia atrás para ganar más velocidad, es una versión modernizada de un bombardero de la era de la Guerra Fría que la Unión Soviética habría desplegado en caso de una guerra nuclear.

“Este es un paso serio hacia el desarrollo de nuestra esfera de alta tecnología y el fortalecimiento de la capacidad del país para defenderse”, dijo Putin, quien vio al bombardero en una demostración de vuelo el jueves.

El TU-160M ​​es capaz de transportar 12 misiles de crucero o 12 misiles nucleares de corto alcance y puede volar 12.000 kilómetros sin parar.

Putin, que se presentara a la reelección el 18 de marzo, inspeccionó la fábrica en Kazán, una ciudad en Tatarstán, donde se está construyendo el nuevo avión, así como una pista de aterrizaje, hangares y talleres modernizados.

Con Putin, que ha dominado el panorama político durante los últimos 18 años, Rusia ha aumentado significativamente el gasto en defensa y ha utilizado la fuerza militar en Georgia, Ucrania y Siria.

Las versiones existentes del TU-160 han volado desde bases en Rusia a Siria donde han bombardeado fuerzas opuestas al dictador Bashar al Assad, uno de los aliados más cercanos de Moscú en Medio Oriente.

Tupolev, el fabricante del avión, dice que la versión modernizada será un 60 por ciento más efectiva que la versión anterior con mejoras significativas en sus armamentos, navegación y aviónica.

Rinat Khamatov, el principal soldador de la planta, dijo que Rusia necesitaba una versión modernizada del bombardero. “El TU-160 es un arma de disuasión y es genial que Rusia pueda comenzar a hacerlo nuevamente”, dijo.

Rusia también tiene como objetivo producir una versión modernizada de su avión cisterna de reabastecimiento Il-78, cuyo nombre en clave por la OTAN es Midas, que puede reabastecer de combustible el TU-160 en el aire, lo que le permitiría llegar a cualquier punto del planeta.