Cuáles son las sanciones que podrían recibir los barras argentinos que viajen a la final en Madrid

Cuáles son las sanciones que podrían recibir los barras argentinos que viajen a la final en Madrid

3 diciembre, 2018 Off By Redaccion

La Conmebol está decidida y no dará marcha atrás: el partido definitivo entre los clubes argentinos se jugará el próximo domingo 9 de diciembre en el estadio del Real Madrid. El cruce genera un gran interés. Muestra de ello es que este fin de semana los argentinos no residentes y los socios del “Merengue” agotaron las entradas que tenían a su disposición, lo que indica que la finalísima se jugará en una cancha repleta.

El sábado 24 de noviembre el barrio de Núñez se transformó en un escenario para todo tipo de ilícitos. Un grupo de personas atacó el micro de Boca con distintos objetos, rompió los vidrios y lastimó a integrantes del plantel. Además, hubo robos de entradas, ataques y destrozos a los automóviles que estaban estacionados en la zona, enfrentamientos con la Policía, grupos que intentaron ingresar sin tickets al estadio y hasta una madre que intentó ocultar bengalas pegándolas al cuerpo de su pequeña hija.

A casi diez días de los incidentes que mostraron la peor cara del país, no hay ninguna persona detenida y es una incógnita la identidad de quienes apedrearon el micro del plantel visitante y provocaron la suspensión de la final que tanta expectativa había generado.

Play

Teniendo en cuenta los antecedentes por los que se suspendió la última Superfinal en Núñez, es válido analizar cuáles serían las sanciones previstas en caso de que se repitan hechos de violencia del otro lado del Atlántico.

España tiene un plexo normativo con varias leyes y decretos que regulan los hechos de violencia en espectáculos deportivos, sin embargo muchos de los actos que se vivieron en los aledaños del estadio de River escapan a la legislación deportiva y pueden ser tipificados como delitos en leyes penales generales. 

Por ejemplo, hace dos semanas barras de Hércules y Castellón -dos equipos del ascenso- protagonizaron una batalla campal. A los detenidos por la pelea, se los detuvo y se les abrió un proceso penal. Paralelamente, a las personas identificadas en los incidentes se les prohibió el ingreso a los estadios. 

La mayoría de las infracciones que se sucedieron en la Argentina son consideradas infracciones graves. Por eso, los barras de River Plate y Boca Juniors que viajen a Madrid para ver la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu podrían recibir multas de más de 90 mil euros (casi 4 millones de pesos argentinos) y hasta ser expulsados de España si provocan incidentes similares a los que obligaron la suspensión del encuentro en el Monumental.

La Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte es la entidad que en España regula las sanciones tanto para clubes como para espectadores.

La última norma sancionada que nació con el objetivo de erradicar la violencia de los estadios prevé penas que se dividen en “leves, graves y muy graves”. El fútbol es el deporte que  aglutina más del 98% de los hechos que requieren de la intervención del organismo.

La reglamentación española establece fuertes penas económicas para quienes sean responsables por situaciones de violencia en torno a espectáculos deportivos: de 150 a 3.000 euros en caso de infracciones leves, de 3.000,01 a 60.000 euros en caso de infracciones graves y de 60.000,01 a 650.000 euros, en caso de infracciones muy graves. El tope fue pensado para los casos en que el organizador del espectáculo sea considerado responsable de los hechos de violencia.

El ataque al micro

La ley define como un acto o conducta violenta la participación activa en altercados, riñas, peleas o desórdenes públicos en los estadios, en sus aledaños o en los medios de transporte que se utilicen para ir a los mismos.

Especialmente son consideradas infracciones muy graves los actos vandálicos “en los transportes públicos y transportes organizados”cuando se ocasionen “daños o graves riesgos a las personas o en los bienes”.

 EFE/ Juan Ignacio Rocoroni
EFE/ Juan Ignacio Rocoroni

Las bengalas, tipificadas como armas

La ley prohíbe expresamente en el capítulo II, artículo 6, el ingreso a los estadios con armas u objetos que pudieran producir los mismos efectos, entre ellos menciona expresamente a las bengalas, petardos, explosivos o productos inflamables, fumíferos o corrosivos.

Las obligaciones de los espectadores

En el mismo artículo se restringe el ingreso con pancartas, banderas o símbolos que inciten a la violencia o que contengan amenazas o insultos; acceder al estadio bajo los efectos de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas; ingresar sin entradas; cualquier otra actitud que pueda contribuir a fomentar conductas violentas, racistas, xenófobas o intolerantes.

Y son condición de permanencia: no agredir ni alterar el orden público; no entonar cánticos, sonidos o consignas racistas o que inciten a la violencia; no exhibir banderas agresivas; no lanzar ninguna clase de objetos; no irrumpir sin autorización en el terreno de juego; no tener, activar o lanzar cualquier clase de armas o de objetos que pudieran producir los mismos afectos, así como bengalas, petardos o explosivos; no consumir bebidas alcohólicas ni drogas. 

Además de las sanciones económicas, a las personas físicas que cometan las infracciones se les podrán imponer según la ley y atendiendo a las circunstancias de los hechos y su gravedad o repercusión social, la sanción de “desarrollar trabajos sociales en el ámbito deportivo” y la “prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo”.

La suspensión de los partidos

La ley contempla expresamente la potestad del árbitro para suspender provisoriamente o definitivamente el evento deportivo ante hechos de violencia similares a los que sucedieron en la Argentina.

Para ello, se deberá ponderar el normal desarrollo de la competición y la gravedad de los hechos. El órgano de aplicación elaboró un protocolo de actuación para estos casos.

Los antecedentes

Según datos oficiales de la Comisión en su memoria anual, obtenidos a partir de la información facilitada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dependientes de la Secretaría de Estado de Seguridad (Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil) de España, y una Policía Autonómica (País Vasco) a través de la Oficina Nacional de Deportes, de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana de ese país, en la temporada 2017/2018, hubo propuestas por 877 sanciones.

Cuatro de esas propuestas fueron por infracciones muy graves: dos por agresiones, una de ellas por apuñalamiento de otro hincha y resultado de gravedad (100.000 €) y otra por agresión a un vigilante de seguridad también con resultado de gravedad (60.001 €). Mientras que las otras dos restantes fueron por incumplir sanciones de prohibición de acceso.

Entre las graves se destacan 25 (con propuesta de 15.000€) por enfrentamientos contra la Policía con agresiones y lanzar objetos contundentes como botellas de cristal, tachos y bengalas encendidas, y 23 (con propuesta de 10.000 €) por participación activa en peleas o desorden público (entre dos grupos radicales y/o violentos).