Chile: seguirán presos los mapuches acusados de incendiar una iglesia que están en huelga de hambre hace 115 días

Chile: seguirán presos los mapuches acusados de incendiar una iglesia que están en huelga de hambre hace 115 días

30 septiembre, 2017 Desactivado Por Redaccion

Los indígenas pretenden ser juzgados por la legislación ordinaria y no la ley antiterrorista, que triplica las penas. El gobierno trasandino había pedido modificar la prisión preventiva

Ante el deterioro de salud de los huelguistas, el gobierno anunció el miércoles que pediría la modificación de la prisión preventiva para reemplazarla por otra medida cautelar que resguarde de mejor forma la integridad física de los acusados. Pero en virtud de que “habrían pruebas suficientes de participación” y que la “libertad de los imputados es un peligro para la sociedad”, la justicia mantuvo este viernes la prisión preventiva.

Después de “lamentar” el fallo del tribunal de la ciudad sureña de Temuco, el gobierno anunció en la noche de este viernes que interpondrá un recurso de amparo y pedirá “recalificar” la aplicación sobre los huelguistas de la severa ley antiterrorista.

El ministro del Interior, Mariano Fernández, informó que el gobierno instruyó a su equipo jurídico que “en el nuevo escenario que se ha generado ante su precario y riesgoso estado de salud (de los mapuches), se proceda a solicitar la recalificación de las conductas objeto de la causa, para someterlas a los delitos que corresponden del código penal”.

Familiares de los detenidoss, que concurrieron este viernes al palacio de Gobierno en Santiago, celebraron el anuncio y dijeron que en las próximas horas los huelguistas decidirán si deponen o no la extensa huelga. “Le doblamos la mano al gobierno”, celebró el anuncio Cristián Trancal, hijo de uno de los apresados.

En medio de la agudización de las tensiones en la región de La Araucanía, donde se asientan la mayoría de las comunidades mapuches, los cuatro indígenas -Alfredo Tralcal y los hermanos Pablo, Benito y Ariel Trangol- iniciaron hace 115 días su huelga de hambre, reclamando el arranque del juicio en su contra después de casi un año y medio en prisión preventiva.

Los cuatro acusados han perdido en promedio unos 23 kilos. Uno de los huelguistas -el lonko o jefe mapuche Alfredo Tralcal- fue trasladado el miércoles hasta el hospital por una afección digestiva, mientras que Benito Trangol dejó de ingerir líquidos hace cuatro días.

Todos fueron detenidos el 10 de junio de 2016 acusados por el ataque incendiario a una iglesia evangélica en Padre de Las Casas, aplicándose sobre ellos la severa ley antiterrorista, que triplica las penas respecto a la legislación ordinaria y cuya aplicación sobre mapuches ha sido fuertemente discutida y criticada por organizaciones como la ONU y Amnistía Internacional. La Fiscalía pidió para ellos una pena de 20 años, imputados por “amenaza con arma de fuego, maltrato a feligreses y la quema del templo”.

En los últimos cuatro años cientos de camiones han sido destruidos y decenas de templos religiosos fueron atacados en el sur de Chile en medio del conflicto entre el Estado y los indígenas mapuches, que reclaman tierras que están en su mayoría en manos de empresas forestales y colonos.